Horario
  • LU - JU 16:00 – 21:00
    MA y SA 10:30 – 13:30
Contacto

Dolor de cabeza y cara, ¿algo normal?

El dolor de cabeza y cara (o algias craneofaciales) es una patología muy común, sus causas pueden ser diversas: debido a neuralgias de los nervios sensitivos, por afecciones otorrinolaringológicas, estomatológicas, por cefaleas… Por eso hoy te venimos a hablar de ello, de los distintos tipos de dolor de cabeza y cara y cómo combatirlos.

Para realizar un diagnóstico el otorrinolaringólogo tendrá recoger el máximo de información posible: localización, intensidad y repercusión del dolor en el día a día, tipo de dolor, duración, cómo empezó, edad… A partir de ahí comenzarán las pruebas clínicas como la sensibilidad facial, una otoscopia, una rinoscopia, una faringoscopia o un examen neurológico de los pares craneales.

Con toda la información sobre la mesa identificar el tipo de algia craneofacial (dolor de cabeza) estará más cerca, pueden ser, entre otras:

  1. Neuralgias faciales. Afectan al trigémino, al nervio glosofaríngeo y a la zona occipital. El primero no suele tener un origen conocido y perjudica al tercio medio de la cara, su tratamiento va desde fármacos hasta una cirugía. El relacionado con el nervio glosofaríngeo es un dolor breve pero muy intenso, se suele iniciar debido a la deglución y el tratamiento también puede ser farmacológico o quirúrgico. En el último caso el dolor es punzante y suele ir acompañado con una movilidad cervical limitada, por lo que se puede confundir con una contractura o una cefalea.        
  2. Neuralgias asociadas a afecciones de otorrinolaringología. Se suelen relacionar con patologías como la sinusitis, otitis o tumores por la zona de la cabeza y el cuello. Es importante tener controlados este tipo de dolores.
  3. Neuralgias asociadas a afecciones oftalmológicas.
  4. Cefaleas. Las más frecuentes son las migrañas o las cefaleas tensionales (que pueden ser episódicas o crónicas)

¡Que los dolores de cabeza no te paren! Este año disfrutaremos de la Navidad de forma diferente, los reencuentros serán a distancia o por la tan famosa videollamada que nos ha acompañado este año, la sobremesa no será tan larga y los grupos serán reducidos. Es por eso que tenemos que estar al 100% y en Lourido y Prado estamos encantados de ayudaros a estarlo.